¿Cómo hipnotizar a una persona? | Todo sobre la hipnosis

La hipnosis es un procedimiento científico que permite programar la mente. Ahora bien, si quieres saber cómo hipnotizar, has de tener en cuenta algunos aspectos concretos. 

Cómo hipnotizar, mitos y verdades

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la hipnosis es una disciplina científica, aunque tradicionalmente se ha asociado al esoterismo. La utilización psicólogos y psiquiatras, así como otras personas con conocimientos específicos. No en vano, Sigmund Freud ya la practicó antes de dedicarse al psicoanálisis. Por otra parte, se plantea que quizás ya se practicaba durante el Antiguo Egipto, aunque se empezó a estudiar en el siglo XVIII.

La idea principal de la hipnosis es aprovechar los estados alterados de conciencia para programar la mente. Con ello, sería posible que una persona adquiriera un buen hábito o desechara uno perjudicial. Aunque se ha demostrado una cierta evidencia científica en algunos casos, en otros se cuestiona. Lo cierto, y en eso coinciden la mayoría de especialistas, es que no todas las personas pueden ser hipnotizadas. Por lo tanto, y como existe una controversia, no ha de extrañar que muchos hayan puesto en tela de juicio su efectividad. 

Ahora bien, ¿cómo se puede hipnotizar a una persona? Hay un conjunto de técnicas que pueden resultar altamente interesantes para conseguirlo. Sigue leyendo porque te va a interesar conocerlas mejor. 

Cómo hipnotizar a una persona, pasos a dar

Antes de nada, tienes que asegurarte de contar con la atención de la persona. Si esto no sucede, será inviable el proceso de hipnosis. No se trata solo de tener unos conocimientos sino, también, de poder aplicarlos correctamente. Por supuesto, ni que decir tiene que esta práctica solo se debe realizar con el consentimiento del hipnotizado

Una vez que se haya conseguido esta premisa, has de conseguir que la persona fije su atención en tu mirada, que tendrás que mantener fija sin parpadear. Además, hay que establecer un punto que sea fácil de entender para iniciar el proceso. Lo ideal es que el hipnotizado se siente delante para que el contacto visual sea más fluido. Tómate tu tiempo hasta que la persona entre en trance hipnótico. Comprueba, por ejemplo, si la persona está totalmente relajada porque es así como podrás trabajar. Este será el momento en el que podrás iniciar el proceso de hipnosis.

Cuando la persona esté hipnotizada, tienes que repetir la programación nueva el número de veces que sea necesario. Asegúrate de que el proceso dure lo mínimo posible y que la persona vuelve en sí. Es sumamente importante cumplir con todos los pasos para que la hipnosis sea efectiva y no cause ningún problema posterior. 

Conclusión

Saber cómo hipnotizar correctamente es sumamente importante para evitar problemas y errores negativos. No en vano, hoy hay muchas situaciones por las que puede ser recomendable esta técnica. Por otra parte, ser metódico en los pasos es la manera de garantizar que el proceso es efectivo y consigues tus objetivos. ¿Quieres saber más acerca de esta y otras disciplinas? Visita el portal porque lo actualizamos con frecuencia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *