alma gemela

Cómo reconocer a un alma gemela

En este artículo descubriremos qué es un alma gemela y cómo reconocerla y encontrarla.

Creemos saber qué es el concepto de alma gemela. Todos esperamos un amor incondicional, un amor apasionado como el de las novelas románticas o un amor heroico como el de los cuentos de hadas.

Sin embargo, tu alma gemela no tiene necesariamente que ser tu amante o pareja, también puede tratarse de un familiar, hermano, o de un amigo.

¿Cuál es la definición de alma gemela?

Cuenta la historia, según Platón, que, durante mucho tiempo, los hombres tenían cuatro brazos, cuatro piernas y dos sexo. Invencibles, se alzaron contra el Olimpo.

Sin embargo, para evitarlo, los dioses los separaron. Al estar incompletos, ya no podían continuar su viaje. Desde entonces, las almas se buscan entre sí a través de las épocas y las vidas.

Se dice que las almas gemelas son individuos que funcionan de forma muy similar.  Son personas que encajan perfectamente y de forma natural. Este es el arquetipo del compañero de vida ideal.

La idea de la reencarnación está incluida en el concepto de alma gemela. Como el alma es eterna o casi, deja su cuerpo cuando muere para volver a llenarlo.

Según los expertos, puede haber un gran número de vidas pasadas. El alma gemela guarda relación con las experiencias de vidas pasadas.

Se dice que dos personas que están destinadas a estar unidas para siempre se encuentran en cada reencarnación, para aprender de la experiencia o para terminar una historia inacabada.

Así es como tu compañero viene a ayudarte a superar una dificultad o a conseguir un objetivo. Las almas afines tienen tendencia a buscarse, y a encontrarse de nuevo.

Cómo saber si has encontrado a tu alma gemela

Reconocer a tu alma gemela es una de las cosas más evidentes de la vida. Aquí tienes algunas pistas que te ayudarán a encontrar a tu otra mitad:

Un alma gemela es alguien con quien sentirás una conexión inmediata. Lo sabrás desde la primera vez que os encontréis. Si te sientes así a primera vista, significa que puedes haber encontrado a tu alma gemela.

Es, como si os conocierais de siempre y nunca hubierais estado separados. Encontrar cosas de las que hablar no supone ningún esfuerzo.

Puede que de repente la otra persona se convierta en tu mejor amigo y sentirás que puedes compartirlo todo, que no hay secretos ni desconfianza.

Te sentirás bien en su compañía y no querrás separarte de él o ella. No necesitas forzar las cosas para que tu pareja quiera lo mismo que tú.

También es probable que tú y tu pareja tengáis el mismo sentido del humor, os interesen los mismo temas y que penséis de una manera bastante similar.

Desde el principio amarás a la persona que comparte tu misma alma más que a nadie.

Querrás estar con esa persona para siempre, y experimentarás un amor incondicional.

El amor entre dos almas gemelas es una verdadera bendición. Te sentirás invencible, validada y valorada por la otra persona, como si a su lado pudieras lograr cualquier reto.

Sentirás que evolucionas y creces como individuo.

A menudo tienes la sensación de estar unido a tu alma gemela, y nada ni nadie puede separarte. Su destino está ligado al de su otra mitad, y ésta debe completar su misión en su vida antes de desaparecer.

Tus sentimientos hacia ella seguirán intactos. Si te encuentras en otra existencia, continuarás exactamente donde lo dejaste.

La comprensión es la clave del aprendizaje.

Se puede decir que las almas gemelas se crean a partir del mismo «material», lo que las hace cercanas. Por lo tanto, es bastante razonable que entre ellas tengan mucho en común.

Tendrás la misma forma de pensar, los mismos intereses y las mismas aversiones. Tal vez incluso hayáis tenido experiencias similares a lo largo de vuestra vida.

Con tu alma gemela, puedes explicar fácilmente lo que sientes y compruebas que realmente te entiende y ha conectado con lo que te ocurre.

Serán naturalmente empáticas con el otro.

Un fuerte sentido de la confianza es la clave de una relación exitosa.

Tu alma gemela te garantizará la paz interior. Es perfectamente normal, ya que tendrás plena confianza en ella. Esto emitirá una energía tranquilizadora y reconfortante.

Serías capaz de leerla de forma tan transparente. No dudarías de su pureza de intenciones porque te lo diría todo y serían las mismas que sus acciones.

Tu alma gemela te respetará, y eso se notará en vuestras raras diferencias de opinión. Será capaz de entender y perdonarse a sí misma.

Gracias a ello, se pueden mantener relaciones a largo plazo. La distancia y el tiempo ya no tendrán ningún efecto sobre la fuerza de su vínculo.

Las almas gemelas son las relaciones más puras. Con ellas podrás expresarte sin restricciones. No habrá censura ni filtros.

Serás natural y podrás ser tú misma. Tu alma gemela apreciará todas esas peculiaridades que ven en ti los demás. ¡Libérate y por fin déjalas ver!

Sin embargo, no intentará cambiarte. Por el contrario, te empujará a expresar tu mejor yo. Creerá en ti y en tu potencial, y te animará a superar los retos de tu vida.

Por lo tanto, es posible contarle todo a tu alma gemela, ya que no te juzga, compartís la misma fibra y estáis vinculados el uno al otro.

Tener un instinto es mejor que no tener ningún instinto.

Tu alma ya conoce las señales mencionadas anteriormente, pero tu intuición es el mejor detector. Tu alma gemela te lo hará saber cuando hables con ella, y podrás reconocerla instintivamente.

Te darás cuenta de que esa persona es especial. A veces no será necesario hablar. Lo entenderás de inmediato.

Ganarás en autoestima al conocer a alguien que te comprende y se preocupa por ti. También te convertirás en una mejor versión de ti mismo y tendrás una compasión natural por los demás.

Se dice que el 7 es el número de los chakras.

Ahora veamos qué hay detrás de la máscara de una historia de amor entre almas gemelas. Por desgracia, aunque están destinados a amarse y conocerse, han sido predestinados a sufrir.

Tu alma sufrió daños en vidas anteriores, y tu antiguo receptáculo fue incapaz de curarlos. Es hora de que sanes tus heridas, y tu otra mitad aparecerá en tu vida para ayudarte.

Lo que resulta especialmente doloroso es la forma en que se manifiesta esta ayuda. Tu otra mitad tiene el deber de infligirte al menos una de las heridas del alma.

Haber sufrido una herida anteriormente ya es una herida, pero hay que volver a despertarla a través de una nueva experiencia para afrontarla y superarla.

Hay cinco heridas del alma que te impiden ser tú mismo y ser feliz. Las heridas son la traición, el abandono, el rechazo, la humillación y la injusticia. Debes revivir estos traumas para crecer y permitir que tu vida futura avance hacia algo nuevo.

Cómo conocer a tu alma gemela

El universo se encarga de encontrar a tu alma gemela; lo único que tienes que saber es que tu alma sufrió daños en vidas anteriores, y es posible que algunas de ellas aún no se hayan podido sanar. Es por eso que primero necesitas curar esas heridas,  para que apareza tu otra mitad. Algunas de ellas son: la traición, el abandono, el rechazo, la humillación y la injusticia.

Es importante dar a conocer lo que quieres manifestar en tu vida. Además, ten en cuenta lo siguiente: existe más de un alma gemela. Seguramente encontrará varias a lo largo de tu existencia. Por ese motivo, hay que agradecer a todas las personas que pasan por tu vida, porque cada una de ellas te aporta algo, sea o no tu alma gemela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.