¿Existe el alma? Científicos afirman que sí

El debate sobre si existe el alma o no, se retrotrae a los inicios de la religión. Hoy algunos científicos afirman que sí y exponen sus razones. Este artículo las explica.

Las evidencias de que existe el alma

Tradicionalmente, gran parte de los científicos han considerado que el alma era una invención de la mente humana y que, con la muerte cerebral y la pérdida de la consciencia, terminaría la vida. El estudio de las Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM) valida esta teoría intuitiva.

Paradójicamente, las primeras investigaciones sobre las ECM se dieron en universidades de la Unión Soviética (URSS) a partir de los años 1970. Este es el motivo por el que resulta fácil encontrar varios casos de estudios que cuestionaban el paradigma oficial. En la década de 2000, se empezó a plantear esta circunstancia en Occidente. Hay que destacar los siguientes casos:

Eben Alexander

Sin embargo, algunos especialistas en neurología ya plantearon la imposibilidad de este supuesto. El neurocirujano Eben Alexander, en su libro «La Prueba del Cielo» planteó su propia situación y a partir de una ECM las vivencias personales que experimentó en una situación de coma prolongado. Según los estándares médicos del momento, habría sido imposible que viviese todo lo que vivió.

Si bien este es un testimonio autobiográfico, sí tiene un valor indudable. En teoría, y según lo que dice la medicina, esta persona no podría reconocer a nadie en el estado específico de coma que tenía. Por lo tanto, lo que observó es una enmienda al paradigma oficial.

Stuart Hameroff y Roger Penrose

Otros científicos han trabajado en demostrar la existencia del alma a través de la cuántica. Hay que destacar los casos del doctor Stuart Hameroff y el físico matemático Sir Roger Penrose. El trabajo se realiza desde 1996 y postula que lo que conocemos como alma estaría dentro de unos microtúbulos en las células cerebrales. Cuando la persona fallece, esta estructura no desaparece sino que se transforma porque el alma no es un producto de la evolución biológica. En consecuencia, esta información regresaría al Universo.

Lo que sí parece es que el mito cristiano de la resurrección podría tener una parte de verdad. Si, como afirman estos profesionales, la consciencia no es un proceso evolutivo sino que es anterior al Ser Humano, todas las explicaciones que se han dado hasta la fecha adolecerían de un fallo. Se puede decir que el debate está abierto y que aún hay un campo de estudio hasta dilucidar la verdad.

Conclusión

Saber si existe el alma es una cuestión de fe para muchos y de ciencia para otros tantos. En cualquier caso, lo que sí indican algunos estudios y testimonios científicos es que quizás, la solución a la respuesta contenga elementos de veracidad de ambas partes. Tener en cuenta esta cuestión resultará útil para poder construir un criterio veraz y sólido. Si quieres leer más sobre este y otros temas de interés, no dejes de visitarnos. Seguro que te interesarán los contenidos que se publican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *