Los beneficios de los mandalas que no conocías

Los mandalas son representaciones del microcosmos o macrocosmos, comunes en las religiones hindú y budista. ¿Quieres saber más acerca de los beneficios de los mandalas? Te damos más detalles.

Los principales beneficios de los mandalas

El arte de pintar mandalas se ha extendido en Occidente y ello ha sido por varias razones. No es un secreto que el estrés hace que muchos se planteen nuevos métodos para tranquilizarse. Y es aquí donde los mandalas han hecho furor entre gente de toda condición. Lo cierto es que son muchas las ventajas de hacerlo, de ahí que te interese conocer las más importantes.

1. Pintar mandalas relaja

Este es, sin duda alguna, el principal motivo por el que muchas personas no religiosas pintan mandalas. Lo cierto es que el proceso te permite relajarte, tranquilizarte y mejorar tu bienestar. Si tienes mucho estrés, sin duda alguna esta es una manera de vencerlo. A muchos les sorprende, pero la verdad es que tiene una vertiente terapéutica importante.

2. Es un camino de expresión

Pintar un mandala es algo personal e intransferible. ¿Por qué? Pues porque, indudablemente, es una forma de expresión. Los colores hablan, tienen alma y expresan sentimientos, emociones y formas de ver la vida. Dicho de otra manera, no hay un mandala mejor pintado que otro. Es bueno que tengas presente esta cuestión porque, así, disfrutarás del proceso de pintar.

3. Tienes la posibilidad de desarrollar tu creatividad

La pintura y el color son creatividad y, sin duda, uno de los beneficios de los mandalas es que la puedes desarrollar. Si quieres expresar arte, esta es una buena manera de hacerlo. Desde luego, te va a cundir y podrás hacer combinaciones que otros consideran imposibles. La idea es que aflore tu creatividad sin necesidad de grandes pretensiones.

4. Puedes distraerte

La distracción cuando te aburres o cuando no te sientes bien es fundamental. Una de las ventajas de esta disciplina es que pasarás un rato agradable y, además, sin tener que hacer un gasto elevado. Encontrar una buena forma de pasar el tiempo es agradable y esta lo es. Con un mandala tienes trabajo, tranquilamente, para una tarde.

5. Dispondrás de un elemento decorativo

Los mandalas pintados pueden servir de elemento decorativo en tu casa. Si un mandala te gusta, no tienes por qué dejar de disfrutar de sus buenas vibraciones. Puedes enmarcarlo y ponerlo en la pared para aprovechar esa energía. Hoy se ha puesto de moda utilizar este elemento decorativo en muchos hogares occidentales.

6. Conectas espiritualmente

Las personas que tengan inquietudes espirituales pueden aprovechar este aspecto. La conexión espiritual te permitirá sentirte mejor, ir a donde tú lo deseas y meditar. Eso sí, esta cualidad la aprovecharás más cuanto mejor puedas meditar. Si no tienes inquietudes espirituales, no te preocupes, simplemente disfruta de pintar.

Conclusión

Los beneficios de los mandalas son varios y puedes aprovecharlos. Este elemento es útil, seas o no creyente y te consideres o no un artista. No dudes en seguir visitando este portal para conocer las novedades que se escriben sobre cuestiones espirituales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *