Runas antiguas y sus misterios | ¿Qué esconden?

Las runas antiguas son un alfabeto que, además, hoy funciona como oráculo. Aquí conocerás más acerca de este sistema y de sus posibles beneficios y aplicaciones prácticas.

Las runas antiguas: origen y misterios

El alfabeto rúnico es una solución pagana, puesto que se extiende antes de la cristianización. Su utilización se extendía, sobre todo, por los países nórdicos, pero también en Gran Bretaña y algunos países del centro y este de Europa. La cristianización definitiva de la zona, que vino de mano de Carlomagno, lo hizo desaparecer.

Lo cierto es que, en realidad, lo correcto sería hablar de varios alfabetos rúnicos. Los más importantes que hoy se siguen utilizando son el Futhart arcaico, el Futhart anglosajón y el Futhart joven. Hoy también han aparecido nuevas soluciones ad hoc relacionadas con la extensión de las nuevas tecnologías. En definitiva, hay varios tipos de runas y convendrá conocer cada sistema para no perderse. Hoy este tipo de alfabeto se ha extendido, sobre todo, en el mundo del esoterismo.

Hay dos aspectos que llaman la atención de este tipo de métodos y que vale la pena conocer mejor. En primer lugar, los orígenes del sistema. Por otra parte, de qué manera se ha utilizado.

Los orígenes de las runas antiguas

Las runas tienen un origen desconocido y, por lo tanto, solo hay conjeturas. Una primera teoría habla de que estos alfabetos estarían relacionados con sistemas de escritura de los pueblos del norte de Italia en los siglos V a I AC. Lo que sí está probado es que, ya en el siglo I DC, este alfabeto se utiliza de forma corriente. Lo más probable es que hubiese un mestizaje entre las distintas tradiciones culturales y religiosas de la zona.

El segundo aspecto distinto y distintivo de este alfabeto es que no es fonético. Si bien este aspecto es común en las primeras escrituras que existen en otras culturas (Mesopotamia, Creta), lo interesante es que los conceptos están asociados a figuras mitológicas.

Las aplicaciones prácticas del alfabeto

Es evidente que los alfabetos tienen múltiples aplicaciones. En la mayor parte de las culturas, el nacimiento del alfabeto está asociado a la actividad comercial. Sin embargo, parece que en los pueblos nórdicos también las utilizaron, más tarde, como método mágico y de adivinación. Por lo tanto, es importante señalar que los usos variaron a lo largo del tiempo.

Las runas antiguas tendrían, pues, una similitud con el tarot. Hay constancia de que las cartas son, en un primer momento, un juego que, posteriormente, se sacraliza. Una vez que las runas cayeron en desuso como método de lectura, no se han dejado de usar para adivinar.

Conclusión

Las runas antiguas son un sistema de adivinación que hoy ya ha quedado como un poso universal. Si bien es cierto que hay nuevos elementos de escritura, las runas se siguen utilizando en el día a día. ¿Estás interesado en conocer más noticias sobre misterio y esoterismo? No te preocupes, este portal se actualiza con frecuencia para que dispongas de toda la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *