Videncia sin Preguntas

Videntes sin cartas

¿Cómo es mi experiencia como medium vidente sin preguntas?

He de reconocer que la videncia sin preguntas no es sencilla y en ocasiones no sale como uno espera. La dificultad reside en conectar a otro nivel con la persona que llama o nos visita. No de haber dudas o conflictos entre ambas personas y sólo funciona cuando hay una pequeña comunión de espíritus. Este tipo de sesión / consulta desgasta mucho la energía de la vidente sin gabinete y no podría repetirlo hasta pasado un tiempo. Por lo general, solo se realiza la videncia sin cartas con personas con las que hemos tratado varias veces y su estado de confianza es completo.

Aunque la vidente médium sin cartas tenga ese don, si que es necesario algún tipo de preguntas previas para ajustarse a las necesidades de la persona que llama. Por ejemplo, si no se hicieran preguntas, la vidente sin gabinete podría estar hablando de su salud y la otra persona tan sólo estaba interesada en su futura situación sentimental con su pareja. Además, el fututo es muy caprichoso y una predicción no deseada, podría sugestionarnos a cumplirla. Y recordemos que el futuro no está escrito y podríamos cambiarlo con nuestra voluntad y acciones.

¿Cómo son las opiniones de las videntes sin cartas?

Hay muchas personas que desconfían de las videntes sin cartas porque no apoyan sus predicciones en el tarot, las runas o cualquier otro sistema que usan las videntes sin gabinete. Realmente hay que tener un grado de fe mayor en este tipo de clarividencia y confiar en que las palabras de la vidente sean ciertas. No es lo mismo que cuando te leen las cartas del tarot una tarotista y ves que te sale una carta buena o mala. En este caso, las videntes sin cartas deben ir más allá de lo evidente, captar las energías de las personas y hacer predicciones lo más acertadas posibles. Esta modalidad de videncia es poco usada, pero la persona que la domina, está muy por encima de las habilidades místicas del resto de videntes sin gabinete o tarotistas.


Aunque no lo reconozcan el resto de compañeras, en la videncia ya sea con cartas, con runas, etc, hay una parte importante de la predicción basada en la intuición o precognición. Y la enmascaran con cartas, lecturas en diferentes medios, etc. En mi caso profesional, como vidente sin gabinete, prefiero la videncia sin cartas porque entiendo que la predicción debe surgir de mi interior y no del azar en la colocación de una carta concreta. Y aunque en ocasiones mis predicciones no fueron del todo acertadas al inicio de mi profesión, han ido mejorando con la experiencia de años de comunión entre mi cuerpo y el de mis clientes. Incluso los más escépticos, se han acabado rindiendo ante el gran número de aciertos en comparación con otras videntes sin gabinete, tarotistas o videntes sin cartas.

¿Una medium sin cartas es mas cara?

El precio de una médium, una vidente sin gabinete o una tarotista cobra en función de varios aspectos. El principal factor es su fama. Las videntes con más prestigio y fama a nivel nacional e internacional se pueden permitir el lujo de aumentar su precio. No es lo mismo que te asesore una vidente en un gabinete repleto de personas que acaban de empezar en la profesión, que te adivine el futuro una persona que hasta ha salido en televisión. Otro factor que debemos contemplar es la experiencia. Por lo general, una vidente con mucha experiencia tiene miles de clientes habituales y recomendaciones. Por ello se puede permitir el lujo de aumentar el precio de sus sesiones de videncia y adivinación. Y finalmente, un factor poco entendido es por márquetin. Muchas personas no quieren ser precios bajos porque se piensan que el servicio será malo o cutre. Las videntes sin gabinete que tiran los precios y cobran la mitad que una vidente sin gabinete normal, suelen estar muy mal vistas por sus compañeras y la clientela que llama o les visita a su consulta, no suelen repetir la experiencia con ellos.


Hay quien piensa que es el mejor dinero invertido de su vida, porque los consejos que reciben son únicos y con un trasfondo sólido. Entender como enamorar a la persona que nos gusta, solucionar problemas sociales o conocer detalles de nuestro futuro, puede alentarnos e incentivarnos. No se trata de conocer todos los detalles de nuestro futuro, sino de encauzarnos hacia el destino que deseamos. Todas las acciones que realizamos al día, no están al 100% enfocadas a conseguir nuestros objetivos, sino a sobrevivir en la vida. En ocasiones la vidente sin gabinete y de una manera sin pregustas, puede mostrarnos la puerta que por x motivos no éramos capaces de ver. Si es mucho o poco el dinero invertido en una vidente o tarotista, debéis juzgarlo libremente vosotros mismos.


¿Cómo contratar los servicios de Emma Lluna?

Para contratar mis servicios de adivinación se debe hacer bajo cita previa debido al volumen de llamadas. El coste de 30 minutos son 60 euros y el de 60 minutos son 120 euros. Se puede realizar el pago a través de VISA, transferencia o Paypal. Para pedir una cita puedes hacerlo a través de:


Videntes sin cartas

¿Una vidente real sin preguntas en que apoya su predicción?

Una vidente real sin preguntas no busca predecir el futuro, sino guiar a las personas hacia el mejor futuro posible. Recordemos que hay miles de futuros posibles y nosotros podemos influir en muchos de ellos. Por ejemplo, si nos lo proponemos, podemos cambiar nuestra vida con buenas o malas decisiones. Por más que yo os haga una predicción válida, vuestra voluntad puede cambiar el destino. Y mis palabras no servir para nada, porque os empeñáis voluntaria o involuntariamente en seguir un camino contrario al que os he predicho.

Adivinar con cartas, runas, huesos, hasta con posos de té son unas formas de predecir el futuro muy válidas y con una larga trayectoria en la historia del ser humano. Interpretando las señales podemos adelantar un futuro y ajustarlo a las necesidades de nuestro cliente en una sesión o consulta. Por ejemplo, el cliente nos hace una pregunta y según la carta que salga, la respuesta de la vidente sin gabinete es una u otra. Pero siempre hay preguntas y respuestas en todas las sesiones con videntes, tarotistas, etc. Son necesarias y orientativas para centrar las energías de la vidente en un punto conciso. Si no, se corre el riesgo de que la persona que hace la predicción, lo haga sobre un tema que no aporta relevancia en la vida del cliente.

Por lo tanto, una vidente real sin preguntas apoya su predicción en su espíritu y en como reacciona en contacto con el del cliente que llama o asiste a una consulta. De la comunión de ambos espíritus nacerá la predicción y ambas partes aportan matices y posteriores conclusiones. Sin duda es una práctica muy complicada para la vidente real, por el alto gasto de energía. Al cabo del día, no se pueden realizar más de tres sesiones completas.