¿Cómo desarrollar la clarividencia? | Te contamos todos los secretos

Saber cómo desarrollar la clarividencia es fundamental si lo que deseas es cultivar esta habilidad. Aquí conocerás algunos trucos para conseguirlo y que te resulte más sencillo.

Las claves para desarrollar la clarividencia

Un elemento central que hay que considerar es que la clarividencia es una habilidad al alcance de todos. No se trata de un don sino, más bien, de que hay personas que han nacido con esa habilidad o que tienen facilidades. El hecho de que haya hijos o nietos de clarividentes que también han desarrollado estas capacidades redundaría en lo que se indica.

Lo cierto es que, hasta la fecha, no hay pruebas de que exista un don. Por lo tanto, no hay por qué negar que esta habilidad sea universal y se pueda desarrollar. Hay muchas personas que han conseguido llegara niveles altos de clarividencia desde el trabajo.

Hay una serie de ejercicios, sin embargo, que te pueden hacer más fácil ese trabajo. Lo único que necesitas es un poco de paciencia y perseverancia. De esta forma, se despertarán cualidades que antes ni imaginabas.

1. Dedica un tiempo cada día a relajarte y meditar

La meditación, si se hace desde una posición de relax, es ideal para alcanzar los objetivos que te propongas. Lo que sucede, en ocasiones, es que no centramos la atención en un determinado objetivo. Piensa en una cuestión que te preocupe o te interese, relájate y presta atención. Te sorprenderá ver de qué forma eres capaz de ver con claridad situaciones que se van a dar.

2. Haz caso a tus intuiciones

Las intuiciones son, en muchas ocasiones, como trenes que pasan. No les hacemos caso y luego resulta que aquella corazonada que teníamos se cumple. Por lo tanto, un buen ejercicio que puedes practicar es el de anotar en un cuaderno tus intuiciones y ver si, con el tiempo, se cumple. Resultará muy útil para ver si tus capacidades están en buena forma.

3. Escucha lo que no se dice

En ocasiones, de lo que se calla se consigue más información que de lo que se habla. Estará bien que escuches con atención a tus interlocutores y desarrolles la intuición a partir de aquello que crees. Lo más probable es que te sorprenda ver hasta qué punto eres capaz de prever situaciones en las que, teóricamente, no tienes elementos de conocimiento.

4. Presta atención a tus sueños

Los sueños premonitorios son un lugar común y la psicología los analiza profusamente. Lo cierto, sin embargo, es que puede haber premoniciones que la ciencia, hasta ahora, no ha sabido interpretar. El consejo que te damos es que escuches lo que dicen tus sueños porque, a veces, pueden dar una información valiosísima.

Conclusión

La conclusión para responder a cómo desarrollar la clarividencia es que hay que partir de una actitud de apertura. Si haces caso a las señales que recibes, lo más probable es que te sea fácil cultivar esta habilidad. ¿Te ha interesado este artículo? Si es así, has de saber que renovamos con frecuencia la información, añadiendo temas que te interesarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *