Las fases de la luna y sus efectos sobre los seres humanos

Está probado que las fases de la luna influyen en los fenómenos naturales. Sin embargo, ¿de qué manera lo hacen sobre los seres humanos? Aquí se ofrecen algunas respuestas.

Las distintas fases de la luna y cómo influyen en los humanos

Lo cierto es que, hasta hace poco, no se creía que los ciclos lunares pudieran influir sobre el comportamiento de los seres humanos. Sin embargo, algunas personas han intentado demostrar que durante la fase de luna llena, aumentan la cantidad de ingresos psiquiátricos. Esto significa que, en mayor o menor medida, los ciclos lunares sí tienen una importancia en la vida. Ahora bien, ¿esta influencia es siempre la misma y en la misma medida?

La energía que transmite la luna es distinta y dependerá de los distintos contextos. Recuerda que son ciclos regulares fáciles de medir, de manera que solo tienes que aprovechar lo mejor de cada momento. En consecuencia, no es lo mismo un proceso creciente que otro menguante. Esta es una exposición breve de las distintas posibilidades:

Luna creciente

La fase de luna creciente es ideal para emprender proyectos y aumentar la actividad. Este es el motivo por el que convendrá aprovechar este periodo para aumentar las posibilidades de éxito. Si se hace un símil con los biorritmos, este es el momento de echar toda la carne en el asador e ir in crescendo.

Luna llena

La luna llena es un momento de máxima excitación pero, por ello, quizás no sea el mejor para tomar decisiones. Es más bien un momento para festejar porque lo más probable es que estés pletórico y dándolo todo. Piensa que vas a ser más susceptible y que, si padeces algún tipo de trastorno mental, se va a hacer más grave. En consecuencia, será bueno que evites, en la medida de lo posible, situaciones de tensión.

Luna menguante

La luna menguante es un momento de transición y de acompasar determinados ritmos. Es posible que estés más cansado y que no quieras hacer nada. No obstante, es un buen momento para descansar, relajarte y soltar lastre. Si lo que quieres es iniciar nuevas fases vitales, este es un buen momento para poner bases sólidas. Muchas veces hay que soltar aquello que no interesa para que las cosas no empeoren.

Luna nueva

Este es el punto más bajo del ciclo. Es normal que, en este momento, te encuentres algo triste o nostálgico. Si es así, no te preocupes; recuerda que esto también pasará. Es una buena oportunidad para reevaluar objetivos, tomar las situaciones con calma y planificar nuevos desafíos. No en vano, es el momento ideal para empezar a recargar energías y puedas resurgir cual Ave Fénix.

Conclusión

Las fases de la luna son estados coyunturales que conviene valorar en su momento para que planifiques mejor tu actividad. Eso sí, nunca has de olvidar que estos aspectos, siendo importantes, hacen de amplificador o amortiguador de problemáticas estructurales. Si estás viviendo una etapa complicada, es bueno que sepas qué significan, pero no le otorgues todo el peso de lo que pueda estar sucediendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *